10 destinos que deben ser visitados en España

España tiene un sinfín de atractivos turísticos: patrimonio, historia, gastronomía, mar, montaña… Pero, ¿qué debes visitar una vez en la vida?

España es maravillosa. Lo tenemos todo: una gastronomía sin igual, un contraste de paisajes alucinante, un legado histórico enorme… Hemos seleccionado 30 lugares que visitar en España, al menos, una vez en la vida. Es verdad que es imposible ponerlos todos aquí, pero hemos seleccionado un poco de todo y seguramente hay alguno que no conoces. ¿Echas en falta algún lugar? ¡Déjanos un comentario!

1. Siurana – Tarragona

Siurana es un pueblo de cuento que evoca el recuerdo del medievo. Está enclaustrado sobre el río y para conquistar el pueblo hicieron falta los caballeros de cuatro condes, pues el castillo de Siurana franqueaba una frontera que se extendía del Coll de Balaguer a Tamarit de Gaià. Fue finalmente conquistada en 1153 tras la caída de Lleida y Tortosa, lo que lo convierte en el último reducto de la reconquista. El edificio más relevante de Siurana es su iglesia románica, que tiene una portada con un tímpano figurado enmarcado por tres arquivoltas de medio punto. Además, es uno de los destinos de escalada más importantes del país y del mundo.

2. Salinas de San Pedro del Pinatar – Murcia

El Parque Regional de las Salinas de San Pedro, a pesar de su pequeña extensión, es uno de los destinos que debes visitar una vez en la vida. El parque está ubicado en el extremo norte del Mar Menor y es un buen ejemplo de transformación de una antigua laguna litoral en unas salinas, que, a día de hoy, siguen siendo un bien productivo. Entre la fauna y la flora que podrás encontrar destaca la sabina costera, el carrizo, el junco, el charrancito, la cigüeñela o el flamenco.

3. Chulilla – Comunidad Valenciana

Chulilla es un municipio valenciano rodeado de un paisaje natural de belleza inmensa. Rocas, piscinas naturales, el cañón del Turia y frondosos bosques hacen del municipio un imprescindible. Pero hay muchos más motivos para visitar este curioso rincón: el castillo de Chulilla, declarado monumento Histórico Artístico en el año 1981, está situado en lo alto del monte que corona el pueblo; también encontrarás pinturas rupestres en el barranco de Falfiguera que representan figuras humanas, grupos de animales, animales aislados e incluso motivos indescifrables.

4. Laguardia – Euskadi

Laguardia es, probablemente y en mi opinión, uno de los lugares más bonitos de la rioja alavesa. No solo disfrutarás de la deliciosa gastronomía vasca en Laguardia, también admirarás el encanto que tiene el pueblo por sí mismo. Entre sus atractivos destacan el pórtico de Santa María de los Reyes, que corresponde a finales del siglo XIV y cuya policromía fue llevada a cabo en el siglo XVII; el reloj de la Plaza Mayor es todo un símbolo de la identidad de este municipio y está integrado por “el Cachimorro” y dos danzarines. Tampoco puedes perderte la torre Abacial, la iglesia y torre de San Juan o las cuevas subterráneas del municipio.

5. Almagro – Castilla-La Mancha

Almagro, en la provincia manchega de Ciudad Real, es un referente en Castilla-La Mancha y un destino imprescindible. El Festival de Teatro Clásico de Almagro se ha convertido en un evento ineludible y en todo un atractivo turístico por su fórmula de teatro de corral. La ciudad ha sido declarada en su totalidad Conjunto Histórico Artístico y no es de extrañar, ya que nos envuelve completamente en su cultura, arte, tradición y gastronomía castellana. La Plaza Mayor, monumental y amplia, tiene una galería cubierta soportada por columnas toscanas que la hacen única. Otros puntos de interés son el Convento de la Encarnación o la Iglesia de la Madre de Dios.

6. Parque de la Naturaleza de Cabárceno – Cantabria

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno no es un zoológico convencional, es un espacio en el que destaca la belleza del paisaje kárstico y la variedad de especies que habitan en él. Las instalaciones son de las mejor valoradas por los organismos independientes que vigilan las condiciones de vida de los animales. El parque proporciona la alimentación de los animales y el resto de actividades son guiadas por el instinto de las diferentes especies.

7. Mallos de Riglos – Huesca

Los Mallos de Riglos, en la localidad de Riglos, es una caprichosa formación geológica. Existen senderos que te permitirán hacer un recorrido por este monumento natural. Cerca del último párking en la entrada de la localidad, está la oficina de Turismo desde la que se inicia el sendero. A medida que se avanza por el sendero se descubre una maravillosa panorámica de los Mallos. 

8. Besalú – Girona

Besalú, en la provincia catalana de Girona, es un pueblecito de origen medieval que se desarrolló alrededor del Castillo de Besalú, cuya existencia está documentada desde principios del siglo X. Otros puntos de interés del municipio son el Pont Vell, obra datada en el siglo XI; el monasterio de Sant Pere del siglo X o la Casa Cornellà, uno de los edificios románicos mejor conservados de toda Cataluña. Es, sin lugar a dudas, un destino imprescindible.

Y ya que estás en Girona, ¿qué tal si alargas un poco más tu estancia? Entre estas casas rurales encontrarás tu alojamiento perfecto.

9. Parque Natural de la Sierra de Grazalema – Cádiz y Málaga

Seguro que nunca te imaginaste que el lugar en el que más llueve de toda España está en Andalucía. ¡Pues sí! Es la Sierra de Grazalema, situada entre las provincias de Málaga y Cádiz. Descubre los preciosos pueblos blancos que se distribuyen por este espectacular macizo como Ubrique, Grazalema, Zahara de la Sierra, Cortes de la Frontera o la famosa Ronda, con su impresionante Puente Nuevo. No dejes de visitar la cueva del Gato, el desfiladero de El Saltadero y la Garganta Verde: un cañón con paredes verticales de más de 400 metros de altura.

10. Faro de Orchilla – El Hierro

Hasta el descubrimiento de América en 1492, la isla canaria de El Hierro era el límite del mundo conocido. El proyecto del faro fue llevado a cabo por Antonio Montesdeoca y el ingeniero Eloy Campiña. La obra fue entregada en 1930 tras experimentar retrasos debido a lo inhóspito del enclave. El faro de Orchilla está construido con piedra extraída de Arucas, en la isla de Gran Canaria, para conseguir así un estilo arquitectónico que siguiera los cánones del momento. A día de hoy, el faro se encuentra en desuso.

VER ARTÍCULOS RELACIONADOS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!