Viajes para relajarse

El ritmo implacable de la vida moderna significa que todos necesitamos un respiro de vez en cuando. Pero eso no tiene que significar derrochar en un spa de lujo o viajar a los Himalayas para un retiro de una semana.

Desde parques urbanos hasta apartamentos y templos de aviones, esta es nuestra selección de 16 de los lugares más relajantes del mundo.

Seven Sisters, costa de East Sussex, Inglaterra

Las colinas onduladas de las South Downs, típicamente inglesas, descienden dramáticamente hacia el mar en los acantilados de Seven Sisters, ubicados en la costa del este de Inglaterra, entre Seaford y Eastbourne.

El sendero ondulante a lo largo de los siete acantilados termina en el café National Trust, en Birling Gap, el lugar perfecto para un postre, un café y una siesta al sol.

The Yoga Barn, Ubud, Bali

El interior de Bali, con campos de arroz, santuarios y montañas es una propuesta mucho más relajante que el usual ambiente caótico que se encuentra alrededor de los balnearios de Kuta y Seminyak.

El ambiente relajado de la ciudad de Ubud invita a una larga estadía y el Yoga Barn es el lugar ideal para aquellos que buscan una total calma.

Sidi Chamharouch, Marruecos

A mitad de camino entre el pueblo de Imlil hasta la cabaña de escalada al pie del monte Toubkal, se encuentra Sidi Chamharouch.

Un asentamiento berebere que lleva el nombre del sultán de los jinetes, sirve como un santuario para los peregrinos de todo Marruecos que buscan curar dolencias y hacer ofrendas a Alá.

Ise Jingu, Japón

Conocido como «el alma de Japón», Ise Jingu es el hogar de una serie de santuarios sintoístas dedicados a la diosa del sol Amaterasu.

A pesar de su gran popularidad, la gran escala del complejo santuario permite que sigue siendo un lugar tranquilo y relajante.

Un lento paseo aquí dejará al visitante más tranquilo y centrado.

Saruni Samburu Safari Camp, Kenia

El desierto remoto no es escaso en Kenia, pero el espectacular Saruni Samburu Safari Camp lleva las cosas a un nivel superior.

En la cima de un afloramiento rocoso, con vistas sobre el Monte Kenia y Kalama Conservancy, sus seis villas son lugares de relajación tras el safari.

Una puesta de sol en la cubierta, mientras el cielo nocturno cobra vida, hace que este lugar sea inmejorable a la hora de relajarse.

Stanley Park, Vancouver

Pocos parques de la ciudad pueden igualar el bosque salvaje y el encanto fácil del Stanley Park de Vancouver.

Con senderos para bicicletas que lo cruzan y bordean, hay muchas posibilidades de volver a la naturaleza sin tener que salir de la metrópoli más elegante de Canadá.

Disfruta de magníficas vistas de la bahía hacia las montañas, los hidroaviones que llegan a la tierra y un baño perfecto en Second Beach.

Cape Elizabeth, Maine

La costa de Maine en verano es un lugar de relajación pura, con banderas ondeando ligeramente con la brisa y el oleaje atlántico cayendo sobre playas arenosas y acantilados.

Cape Elizabeth, hogar del histórico faro Cape Elizabeth (también conocido como Two Lights), es el lugar preferido por aquellos que buscan un lugar tranquilo a lo largo de la costa rocosa.

Mendoza, Argentina

Mientras tomas un vaso de vino malbec y el sol llega a los picos de los Andes, es difícil imaginar un lugar más perfecto para estar que en los viñedos de la ciudad de Mendoza.

Fuera de la ardiente temporada de verano, idealmente en abril, es el mejor momento para visitar este lugar, cuando los recorridos por las mejores bodegas, con la opción de comer y beber al aire libre, no son sofocantes.

Nayara Springs, Costa Rica

Cuando se trata de relajarse, algunas veces solo algo de lujo servirá.

El complejo de lujo para adultos Nayara Springs alberga un conjunto de cabañas privadas con vistas a la exuberante selva tropical y al ardiente volcán Arenal.

Provenza, Francia

Con sus callejuelas estrechas, viñedos remotos y vistas a los Alpes, Provenza es el lugar perfecto para escapar del caos de la vida cotidiana sin viajar demasiado lejos de la civilización.

Un paseo en bicicleta desde el pueblo de Violès, degustación de vinos en las «cuevas» de viñedos y una parada para un picnic de pan y queso local es una buena manera de facilitar el ritmo de la vida moderna en esta hermosa región francesa.

Wilderness Hotel, Nellim, Finlandia

A 260 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, el pequeño pueblo de Nellim alberga el remoto Wilderness Hotel, un refugio de gestión familiar en la Laponia finlandesa.

Una serie de cabañas de madera con sus propias saunas lo convierten en el lugar ideal para relajarse en días fríos antes de salir por la noche a las orillas del cercano lago Inari para apreciar la majestuosa Aurora Boreal.

Siem Reap, Camboya

Siem Reap puede sentirse increíblemente agitado, con las multitudes de turistas pululando antes de dirigirse a los complejos de templos de Angkor.

Pero ha demostrado ser un refugio maravilloso para aquellos que buscan tomar las cosas con calma, mientras que todos los demás hacen turismo bajo el abrasador sol tropical.

Hoi An, Vietnam

No es de extrañar que la antigua ciudad de Hoi An, protegida por la Unesco, en la costa central de Vietnam sea una meca para los turistas.

Cuando el sol está a la orilla del río, es difícil encontrar un lugar más tranquilo en este maravilloso país.

Sentarse a la sombra, vaso en mano, mirando pasar el mundo, es tan relajante como una tarde en la larga extensión de arena de la ciudad.

Zermatt, Suiza

Zermatt es justamente alabado por sus deportes de esquí y de nieve, pero el complejo Alpine, sin coche alguno, adquiere una sensación más relajada en el verano.

Los senderos entran en las estribaciones de los imponentes picos, con el Matterhorn como un espectáculo omnipresente.

Un viaje por aquí es la mejor forma de aprovechar la naturaleza y alejarse de todo.

Wategos Beach, Byron Bay, Australia

Las playas de Byron Bay se encuentran entre las más queridas en Australia.

Wategos y Little Wategos son una alternativa más relajada a la ajetreada Main Beach. Arma un picnic, colócate un protector solar y pasa un día haciendo poco o nada.

El primer apartamento de Etihad Airways en un ‘Airbus A380’

Llevarte al aire podría parecer la experiencia menos relajante imaginable.

El primer apartamento de Etihad Airways, sin embargo, es lo opuesto a esa idea. Cuenta con una cama amplia, un sillón de cuero, un tocador, una ducha y comida preparada por un chef a bordo.

Y aunque el Wi-Fi está disponible a bordo, disfrutar de estar en el aire y lejos de todo hará que no lo necesites.

Fuente: CNN Español

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!