Haz turismo en tu propia ciudad

Hace apenas unos meses, cuando pensábamos en hacer turismo nos venían a la mente grandes viajes, desplazamientos a lugares lejanos y si eran destinos exóticos y desconocidos mejor que mejor. Hoy por hoy las circunstancias han cambiado considerablemente, seguimos teniendo las mismas ganas de viajar (o incluso más), pero la situación de incertidumbre nos invita a quedarnos por primera vez dentro de nuestra zona de confort, controlando las variables que nos rodean y buscando escapadas a sitios cercanos o quedándonos en nuestro lugar de residencia.

El ir desescalando fase a fase, nos ha hecho dar importancia a disfrutar de cada pequeña experiencia, valorando mucho más lo que tenemos a nuestra disposición, disfrutando en la provincia, la región o incluso la población en la que vivimos.

¿Te habías planteado ser turista en tu propia ciudad?

En ocasiones cuando tenemos visitas de familiares o amigos, tratamos de mostrar lo mejor de la ciudad ejerciendo de anfitriones, organizando la agenda de actividades y metiéndonos en el papel improvisado de guía.

Es en esos momentos, en los que nos damos cuenta de que el lugar que nos es tan familiar pasa a tener un encanto especial. Entonces, nos dejamos seducir por infinidad de rincones nuevos que descubrir y encontramos la excusa perfecta para replantearnos conocer cada espacio y examinarlo con otros ojos, desde la perspectiva curiosa de un turista que visita un destino por primera vez.

Ver la ciudad con una nueva concepción, lejana a la cotidianidad, nos invita a refrescar la visión y sobre todo a aprender, para poner en valor y apreciar mucho más lo que tenemos a nuestro alcance. Y lo cierto es… que siempre hay cosas nuevas que descubrir si hay inquietud y predisposición a dejarte sorprender. A continuación os proponemos diferentes formas para conocer vuestra ciudad dejando temporalente de ser un residente.

10 formas de ser turista en tu propia ciudad

  1. Haz un tour acompañado siempre de un guía oficial. Una visita acompañado por un/a profesional, seguro que te hará adquirir nuevos conocimientos. Te desvelará curiosidades que seguramente no conocías, a pesar de que estés en el lugar donde vives desde hace tiempo o donde te has criado. Te acercarán a la historia de tu ciudad, así como a la vida de personajes vinculados a la misma. Puedes contactar con guías en multitud de localidades españolas a través de Cefapit, y si visitas nuestra comunidad, contamos con un equipo de Guías de Galicia que deberías conocer.
  2. Recorre la ciudad en un medio de transporte diferente. En algunos lugares tienes la posibilidad de alquilar un segway, tomar prestada una bicicleta o recorrer la ciudad subido a un Sightseeing bus. Te puede parecer muy guiri, pero seguro que transitar desde cualquier opción de vehículo alternativo, te mostrará una nueva óptica que no esperabas, siguiendo un itinerario muy distinto al que ves en la rutina de tu día a día.
  3. Visita parques o espacios verdes. En la ciudad o quizás en los alrededores, recorrer estos pequeños pulmones urbanos puede ser fundamental para romper con la monotonía y desconectar. Es posible que el ajetreo de tu vida cotidiana no te permita pararte y difrutar de estos pequeños paraísos naturales. Así que date un capricho y relájate a través de un corto paseo disfrutando de especies vegetales, fauna, esculturas u otros pequeños secretos cuya existencia desconocías.
  4. Conoce sus museos o exposiciones. Explorar estos espacios te permitirá adentrarte en la historia de la ciudad y en la obra de los artistas locales. Quizás todavía no conozcas los fondos museísticos de los espacios expositivos de tu ciudad, este es un buen momento para hacerlo. Además, puedes aprovechar las exposiciones itinerantes que visiten tu localidad, con obras que quizás de otro modo no podrías admirar.
  5. Vive intensamente la agenda de eventos. Toma nota de conciertos, encuentros o talleres de diferentes temáticas, actividades al aire libre, carreras populares, fiestas patronales… No puedes dejar pasar este gran abanico de posibilidades, sobre todo si son gratuitas. Si llega el finde y no tienes plan en su ciudad, seguro que es porque quieres….
  6. Disfruta de la arquitectura local. Acércate a los edificios históricos para profundizar en los elementos que los constituyen y aprender de estilos arquitectónicos, para poder relacionarlos con los acontecimientos históricos vinculados a ellos. Pasear fijándote en monumentos, esculturas, nombres de calles o fachadas llamativas de eficicios, hará que te sientas más cerca de la fisionomía de tu ciudad y de los rasgos que la definen. Podrás rendir un homenaje a su memoria aprendiendo más detalles sobre el patrimonio que la compone.
  7. Redescubre lo más típico. Trata de meterte en la piel de un turista. Recorre sus callejuelas y piérdete sin preocupaciones, busca lugares auténticos como mercadillos, tiendas de toda la vida, puestos de artesanía local o negocios de antigüedades. Seguro que trasladándote y explorando espacios auténticos puedes llegar a valorar estos elementos que ellos buscan.
  8. Degusta los productos locales. Deja que la ciudad conquiste a tu estómago y paladar ofreciéndole los manjares de la tierra. Acude a fiestas gastronómicas, zonas de tapeo y restaurantes de comida tradicional o aquellos que están de moda por seguir nuevas tendencias. ¡En la variedad está el gusto!
  9. Fotografía tu ciudad como nunca lo has hecho antes. Improvisa un nuevo proyecto fotográfico personal para plasmar en imágenes lo que tu localidad te transmite. Es el momento de coger la cámara y detenerse a prestar atención sin que el estrés diario te distráiga. Inmortaliza tanto lo cercano como aquello que es desconocido para ti. Seguro que te sorprendes de las posibilidades que ofrece su casco histórico o simplemente las maravillas que encuentras callejeando.
  10. Aprovecha para visitar localidades cercanas. Seguro que hay varios pueblos a los que nunca vas porque puedes hacerlo en cualquier momento y por esa simple razón vas posponiendo… Pues no lo dejes para otra ocasión y decídete a realizar una excursión de un día como plan alternativo para disfrutar de lo que tienes tan cerca.

Estas son tan sólo son algunas ideas, pero si lo que quieres es empaparte realmente de la cultura local, busca información de aquellos lugares nuevos o incluso sobre los que ya conoces como la palma de tu mano. Investiga, lee, averigua, consulta blogs, aprende sobre todo lo que te resulta llamativo…

¿Qué es aquello que veneran los visitantes de tu población? ¿Cuáles son los iconos por los que tu ciudad es conocida? Y tú a qué esperas… ¿Por qué no ejercer de turista en tu ciudad?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!