Lugares que debes visitar en el sur de Italia

Aunque procedo de las frías y bellas tierras del norte de Italia, siempre he tenido una especial atracción por el sur. Sus paisajes, sus gentes, su gastronomía, su estilo de vida… Y es que esta zona de Italia me tiene, nos tiene, loquitos. Decadente y delicado al mismo tiempo, gris y colorido, histórico y tradicional, y con sitios que te dejarán con la boca abierta. ¿Quieres dar una vuelta por el Belpaese y conocer 10 lugares que visitar en el sur de Italia?

¡Andiamo!

1. Nápoles

Si hay una ciudad en Italia que desprenda personalidad y carácter, esa es Nápoles. No hay sitio igual, tanto en lo bueno como en lo malo, y sino que me digan otro lugar donde se venere de la misma forma a un santo (San Gennaro) y a un futbolista (Maradona).

Desde las estrechas calles de los “quartieri spagnoli” al paseo marítimo con vistazas al Vesubio, pasando por la monumental Plaza del Plebiscito y sin olvidarnos de sus mesas donde nunca falta una humeante pizza margherita. En Nápoles no vas a tener ni un segundo para aburrirte. Y sí… es una ciudad que agota, pero enamora!

2. Pompeya

A escasos 20 km al sur de Nápoles encontramos uno de los sitos arqueológicos más impactantes, no solo de Italia, sino de todo el mundo. Imagínate un día cualquiera en una de las ciudades más desarrolladas y bulliciosas del Imperio Romano, que hasta llegó a hacer sombra a la mismísima Roma. De repente el cercano Vesubio explota y más de 10.000 toneladas de lava, rocas y detritos caen del cielo como una implacable lluvia. Todo queda sepultado bajo las cenizas…

…Pero no todo muere: la gran tragedia de Pompeya paradójicamente hace que 2.000 años después esta ciudad sepultada se conserve de manera casi impecable. Incluso a día de hoy se descubren nuevos restos, como los de un local de comida rápida con unas pinturas en excelentes condiciones.

3. Costa Amalfitana

Tampoco tendremos que alejarnos demasiado para conocer otro rincón de la región de Campania que quita el hipo: la Costiera Amalfitana. Glamurosa, colorida y envuelta en un aire místico, le han valido para convertirse en un escenario perfecto para rodajes de multitud de películas.

Pero la Costiera Amalfitana no solo luce en la gran pantalla, es uno de los destinos más deseados en Italia, y con razón: mar azul turquesa, playas, iglesias, callejuelas, escaleras, limones y (muchas) curvas (muchas). Amalfi, Ravello, Positano… la lista de sitios que visitar aquí es casi infinita, y no te puedes dejar una excursión a la cercana isla de Capri!

4. Matera

Pocos conocen Matera fuera de Italia, pero todos, repito, TODOS los que la visitan quedan impactados. Y es normal: esta ciudad de Basilicata es algo tan único, raro y precioso que más que una ciudad parece un inmenso belén de piedra donde pasear a través de la historia.

Se trata, ni más ni menos, que de una de las ciudades más antiguas del mundo, y de esas épocas pasadas se han conservado sus famosos “Sassi di Matera”, cuevas excavadas en las rocas que servían de casas hasta hace apenas medio siglo. Son interesantes también las iglesias rupestres y los edificios barrocos que salpican esta Ciudad de Piedra. Sin duda Matera es uno de los lugares que visitar en el sur de Italia.

5. Alberobello

Las sorpresas en el sur de Italia se encuentran a cada paso, y en la región de Puglia probablemente la más extraordinaria por su rareza es el pueblo de Alberobello. En cuanto camines por sus calles empedradas te parecerá estar dentro de un cuento de hadas, rodeado de casas blancas con tejados puntiagudos de piedra gris. Son las conocidas como “trulli” y lo ideal sería pasar la noche en uno de ellos.

No es el único pueblo interesante que tienes que visitar en Puglia: Polignano a Mare o Locorotondo son otras dos joyas que no deberías pasar por alto.

6. Península de Salento

Seguimos en Puglia (admitimos que somos unos locos de esta región) para desplazarnos hasta su extremo más oriental, donde las aguas del Mar Adriático se juntan con las del Mar Jónico. La península de Salento, el tacón de la bota para los amigos, esconde alguna de las mejores playas de la Italia peninsular, nuestras favoritas son Punta Prosciutto y Pescolouse que también se conoce como “las Maldivas del Salento”. No hace falta que expliquemos los motivos, ¿no?

Aquí además también podemos visitar ciudades llenas de historia, como Lecce, la Capital del Barroco, así que este es uno de los destinos más completos del sur de Italia.

7. Tropea

Pasamos del tacón a la punta de la bota, y cruzamos fronteras para entrar a la región de Calabria… Y si tuviéramos que elegir solo un lugar, la ganadora sería Tropea. Esta ciudad, famosa por ser la capital de la cebolla roja jeje, ofrece mucho más que hortalizas, como puedes suponer. Para empezar se levanta en lo alto de una roca que cae bruscamente hacia una playa de aguas tan azules, que ni en el Caribe se ha visto ese color. Así que ya tenemos ganado el punto de los playeros.

Y seguimos con el encanto que solo los lugares decadentes (pero decadentes de verdad) tienen. Pasear por sus callejuelas, entre casonas y palacios centenarios que parecen venirse abajo en cualquier momento, es ciertamente sugestivo. Y para acabar, su oferta gastronómica es de las que te harán relamerte el bigotillo.

Sin hablar de los alrededores… Capo Vaticano (un paseo en barco por allí es lo más), Pizzo, la iglesia de Piedigrotta y tooooda la Costa degli Dei (de los tramos costeros más lindos de toda Italia)… ¿Ya te hemos dicho que el sur de Italia nos mola mucho?

8. Cerdeña

Si antes nos hemos quedado con un solo lugar, ahora nos vemos obligados a hacer trampa. Pero es que no podemos elegir un solo lugar de Cerdeña! Es una isla tan extensa e interesante que es necesario venir con tiempo y, a poder ser, alquilar un coche para recorrerla enterita. Créenos, lo merece ya que, sin dudas, esta región es uno de los lugares que visitar en el sur de Italia sí o sí.

Alghero y Cagliari son las ciudades más importantes, aunque no te negamos que el gran tesoro de la isla se halla en las costas: las playas de Cerdeña son de otro mundo. Desde Stintino, con sus aguas transparentes y playas de arena fina blanca, al archipiélago de la Magdalena, sin olvidarnos de la Costa Esmeralda (que no necesita presentaciones) y de las calas más desconocidas del sur… Si lo tuyo es estar a remojo, Cerdeña va a conquistarte por completo. Y al atardecer, una Ichnusa fresquita mirando el cielo. Plan perfecto.

9. Sicilia

Seguimos con las trampas, señores. Pero, ¿cómo podemos elegir un solo sitio de Sicilia cuando aquí hay pueblos como Cefalú, volcanes como el Etna, zonas arqueológicas como el Valle de los Templos o el Parque de la Neápolis de Siracusa, playas bañadas por aguas turquesas, ciudades arrolladoras como Palermo o delicadas como Ragusa.

Sicilia es un mundo aparte y pedirnos elegir un solo sitio es como pedir a Belén Esteban elegir entre una croqueta (perdón, coqreta) y unos churros. ¡Imposible!

10. Islas Eolias

Terminamos en todo lo alto en uno de los rincones más mágicos y místicos de todo el sur de Italia. Este archipiélago de 7 islas que se elevan en el Mar Tirreno (Stromboli, Panarea, Filicudi y Alicudi, Vulcano, Salina y Lipari) es uno de los mejores destinos para aquellos que busquen una aventura diferente.

Magnéticas, envueltas de leyendas, volcánicas y estancadas en un halo atemporal… playas de arena negras, volcanes, casitas blancas y buganvillas por todas partes: estas islas molan ¡y mucho!

Fuente Mochileando por el Mundo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!