Los principales destinos del turismo cultural

En la actualidad, la definición de turismo cultural puede resultar redundante, pues es imposible imaginarse un concepto sin el otro. Claro ejemplo de esto se ha evidenciado en los últimos años, periodo en que el disfrute turístico se ha combinado con la búsqueda de conocimiento y la inmsersión en la cultura popular.

Por lo general, el turismo cultural es entendido como un viaje cuya motivación se centra en descubrir e interpretar los elementos que definen a una sociedad y su entorno. Por ello, las tradiciones, festividades y manifestaciones artísticas o el patrimonio y los valores históricos forman parte de la cultura de un destino.

El turismo cultural se anota cada año a la agenda sostenible (Objetivos 2030) promoviendo el crecimiento y desarrollo de diversas localidades, así como también preservando el patrimonio tangible e intangible, a través de planes orientados al compromiso social y ambiental.

Al hablar de compromisos, la formación también se ubica dentro de ellos. Por esta razón, algunas iniciativas, como el Máster Universitario en Gestión Turística Sostenible de Recursos y Destinos, apuntan a satisfacer la demanda de las empresas en el sector, mediante la preparación de profesionales capacitados, para desarrollar planes de gestión e implementar proyectos que garanticen un buen nivel de sostenibilidad y operatividad.

Tendencias en turismo cultural

Según el informe Patrimonio Cultural y Turismo: Oportunidades y Desafíos de la Valorización Turística del Patrimonio, de Ostelea , en la actualidad el turismo cultural cuenta con alrededor de 800 lugares declarados por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. De estos, más de 40 se encuentran en España, siendo este el tercer país en el mundo con mayor número de sitios declarados como patrimonio.

En el informe, también se señala que el turismo cultural ha logrado expandirse a lo largo de más de 160 países, donde ha adquirido clasificaciones en diversas categorías. Al viajar, los turistas pueden escoger entre destinos de arquitectura, artesanía, museos y galerías, ecoturismo, arte, gastronomía, entre otros. Así mismo, la expansión del turismo cultural ha sido capaz de emplear a más de 6 millones de personas en España, generando a su vez más de 29 millones de puestos de trabajo en toda Europa.

Perfil del turista cultural

El turista cultural siempre se encuentra ávido de conocimiento, es sumamente curioso y busca maravillarse con nuevos descubrimientos. A pesar de que no siempre las motivaciones de viaje suelen ser las atracciones culturales, este tipo de viajero gasta entre 70 y 180 euros en ellas, cifra que puede ascender dependiendo del destino.

De igual forma, según el informe de Ostelea Tourism Management School, el turista cultural se caracteriza por tener un nivel de estudios superior, un ingreso mayor al promedio europeo y una edad entre los 20 y los 30 años. A su vez, los viajeros culturales suelen ser profesionales independientes y utilizar internet con frecuencia.

Así como en otros sectores del turismo, la tecnología también se ha convertido en un referente para la gestión de las actividades culturales. Actualmente, las empresas no solo aprovechan los recursos de Big Data para agilizar procesos y recoger información sobre los clientes, sino que además han empezado a implementar tecnología de punta en favor de experiencias más personalizadas.

En el ámbito del turismo cultural, el uso de la tecnología ha sido capaz de ayudar a la planificación, mejorar la experiencia y garantizar la fidelidad del cliente, asegura este informe. Así mismo, el uso de herramientas tecnológicas ha mejorado la comercialización en tiempo real, a la vez que ha proporcionado análisis de datos más confiables.

Destinos Top de turismo cultural en España

Para los amantes del conocimiento, el arte y la cultura, España pone a disposición una gran variedad de destinos, que se caracterizan por albergar cientos de años de historia, costumbres y tradiciones. Actualmente, las localidades más visitadas en España por su oferta cultural son Madrid, Barcelona y Valencia, aunque esto cambia mucho en la época del año.

Madrid

Aunque en algún momento se llegó a pensar que la capital de España poseía la mayor oferta cultural del país, lo cierto es que otras localidades también se caracterizan por ello. No obstante, Madrid cuenta con más de 480 lugares culturales, que preservan el patrimonio mundial y ofrecen lo mejor a sus visitantes.

San Lorenzo de El Escorial es uno de los sitios más emblemáticos de la Comunidad de Madrid. Declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, este lugar data del siglo XVI e integra lo más resaltante en cuanto a historia, arte, arquitectura, gastronomía y naturaleza. Los visitantes que lo deseen podrán hacer un recorrido por más de 300 años de historia, admirar la naturaleza en paseos guiados o degustar platillos típicos de la cocina serrana.

La ciudad natal de Cervantes, mejor conocida como Alcalá de Henares, también abre sus puertas en Madrid para los más exigentes en cuanto a turismo de arte y cultura. En esta localidad no solo es posible tomar un paseo y disfrutar de las vistas, sino que además se pueden visitar lugares de interés mundial, como el Museo Arqueológico Regional o el Museo Casa Natal de Cervantes. Así mismo, los amantes de la cultura religiosa pueden disfrutar de un recorrido por Las Bernardas, considerado como el convento más importante de Alcalá.

Barcelona

Ser reconocida como una de las capitales europeas con mayor impacto cultural no se logra de la noche a la mañana. Barcelona ha sido la cuna de diversos artistas y arquitectos, como Lluís Doménech i Montaner y Antonio Gaudí, cuyas obras han sido proclamadas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

La ciudad condal se caracteriza por su arquitectura y la hospitalidad de sus habitantes, pero sobre todo, por lugares como el Palau Güell. Esta obra arquitectónica de estilo modernista, que data del siglo XIX, fue diseñada por el arquitecto Antonio Gaudí, quien no escatimó en lujos y detalles para el que fue uno de sus primeros encargos. El palacio ofrece a sus visitantes un recorrido guiado por las instalaciones, que incluye detalles sobre la historia y los aspectos artísticos de este lugar.

Otro sitio digno de admirar en Barcelona es el Gran Teatre del Liceu, lugar reconocido como símbolo de la ciudad y además como uno de los teatros de ópera más importantes en el mundo. A pesar de sufrir dos incendios y posteriores reconstrucciones, nada ha logrado borrar la huella artística e histórica de este lugar, el cual sigue ofreciendo a sus visitantes una programación dedicada a la danza, la música y la ópera, además de visitas guiadas que resultan muy enriquecedoras en conocimiento.

Valencia

Valencia es una de las pocas comunidades españolas que preserva la autenticidad de su historia, junto a la armonía de la vanguardia y la modernidad. Viajar a este destino significa encontrarse de frente con más de 2000 años de historia, a la vez que se disfruta de impresionantes estructuras en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Precisamente, la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un lugar de visita obligatoria en Valencia. Inaugurado en 1998, este complejo artístico, científico y cultural se consolida como una pequeña ciudad de 350.000 metros cuadrados, compuesta por el Palacio de las Artes Reina Sofía, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, una sala de proyecciones de cine y planetario, un acuario con más de 45.000 ejemplares marinos, entre otros lugares atractivos. Cada lugar dentro de esta ciudad ofrece una programación diferente, por lo que todos los viajeros sin importar su interés se podrán llevar lo mejor del arte y la cultura europea y mundial.

Finalmente, para cerrar el paseo por Valencia, no se puede dejar de visitar la Lonja de Seda, una estructura de más de 2000 metros cuadrados declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. Este lugar data de 1492, y no solo es capaz de maravillar a los amantes del arte, quienes se encontrarán maravillados con la arquitectura gótica europea, sino que además tiene mucho que ofrecer a los interesados en conocer más sobre la historia valenciana, a través de un recorrido que en algunas oportunidades sorprende con una exposición final de monedas y sellos.

Destinos de turismo cultural en Europa

La riqueza cultural de Europa es tan grande como la de los países que conforman este continente. Por ello, es imposible decir que no cuando se trata de conocer lo mejor de la cultura europea y disfrutar de sus manifestaciones artísticas.

Acrópolis de Atenas – Grecia

Al visitar la capital de Grecia, lo primero que observan la mayoría de los visitantes es su Acrópolis. Y cómo no hacerlo. Su altura de más de 150 metros sobre el nivel de la ciudad es capaz de acaparar todas las miradas.

Diseñada hace más de 2000 años, para cumplir una función defensiva, la Acrópolis de Atenas se erige hoy como un tesoro de la Grecia clásica. En su momento, este lugar albergó las más diversas manifestaciones de la cultura griega, además de funcionar como sede política para Pericles, reconocido gobernante del siglo V a.C.

En la Acrópolis de Atenas es posible conocer obras como el Partenón, los Propileos, el templo sagrado de Erecteion y el templo de Atenea Niké. Así mismo, para los interesados en conocer más a fondo los tesoros de este Patrimonio de la Humanidad, el Museo de la Acrópolis abre sus puertas con una arquitectura moderna que permite disfrutar de cientos de actividades y miles de años de historia.

Palacio de la Paz en la Haya – Holanda

Construido en 1913 como un símbolo de la paz mundial, el Palacio de la Paz en la Haya reúne diferentes conceptos artísticos, culturales y arquitectónicos en su estructura, ya que su diseño fue llevado a cabo mediante un trabajo colaborativo entre países de todo el mundo.

El arte y la arquitectura no son los únicos atractivos de este lugar, pues dentro de él es posible disfrutar de visitas guiadas, que acompañan la estadía con diversos datos históricos sobre Holanda y Europa.

Las visitas a este sitio son limitadas, pues en él todavía tienen sede la Corte Internacional de Justicia, la Corte Permanente de Arbitraje y la Academia de Derecho Internacional de Haya. Sin embargo, solicitar permiso para un recorrido no es una tarea complicada. Si estás de paso y no te da tiempo de hacerlo, siempre podrás conocer el centro de visitantes del palacio, el cual abre sus puertas al público sin ningún límite.

Museo Casa de Gasperi – Italia

A pesar de ser un pequeño pueblo italiano, Pieve Tesino alberga uno de los sitios más importantes y representativos para la historia Europea. El Museo Casa de Gasperi debe su nombre a Alcide de Gasperi, quien durante su cargo como Primer Ministro de Italia, prestó su apoyo incondicional a los planes que condujeron a la formación de la Unión Europea.

Aunque muchos concuerdan al decir que este museo no alberga reliquias si no ideas, lo cierto es que posee un amplio legado histórico y cultural, que se manifiesta a través de las memorias de un hombre considerado como uno de los padres de Europa.

El recorrido por este lugar abarca desde la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, pues la historia de Italia y Europa no deja de verse reflejada en la huella social y cultural del continente. La visita guiada por este sitio de interés incluye una experiencia multimedia, acompañada de material audiovisual selecto y con una importante carga histórica.

La reactivación del turismo cultural post-Covid

A la espera de que la pandemia reduzca sus efectos, la industria turística en España ha planeado con firmeza el resurgimiento de las actividades. Sin embargo, más allá del enfoque financiero orientado a la recuperación de los ingresos, existe un factor clave que determinará el impulso con el que lograremos recuperarnos: la confianza.

“La crisis de confianza es quizá la que más va a afectar al sector turístico a corto y medio plazo, modificando nuestros hábitos de viaje y provocando que las empresas y los destinos turísticos deban acometer importantes cambios para adaptarse a las nuevas necesidades y preferencias de la demanda”, explica el director de Dinamiza Asesores, Manuel Romero, para el portal Smart Travel News.

En este sentido, frente a escenarios de incertidumbre donde no se posee un plan infalible, Romero plantea algunas claves de suma importancia, para entender a un sector que se recupera de una pandemia y que necesita reorientar sus estrategias con claridad.

En primer lugar, es necesario adoptar estándares estrictos de seguridad y limpieza, minimizando los riesgos sanitarios y rediseñando algunas actividades para que estas no representen ningún riesgo. Así mismo, en momentos de la masificación comienza a quedar en segundo plano, la historia, la naturaleza y la cultura deben aprovecharse como opciones auténticas para revalorizar la oferta del sector, desde un entorno más humano y tradicional.

Por otra parte, es importante destacar la cercanía de los destinos europeos como una ventaja pues las empresas tendrán la oportunidad de reactivarse con mayor rapidez, al atender la demanda de los visitantes que preferirán un destino más cercano y por ende más seguro. Apostar al turismo local y continental es una de las claves más importantes, pues ello será capaz de asegurar un nivel de recuperación más estable para la industria.

Fuente: Ostelea

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!