Aprovecha al máximo el verano de 2021

¡Enhorabuena! Ya es verano de nuevo y has terminado un curso más. Es posible que incluso acabes de terminar la carrera y te hayas graduado.

Y ahora… ¿qué?

Si tu objetivo es encontrar un trabajo de lo tuyo, la mejor opción será ponerte con tu currículum y empezar a buscar trabajo.

Sin embargo, en verano, todo suele estar bastante parado (salvo que busques un trabajo temporal). Pero ¡eso es una buena noticia!

Pues significa que tienes dos meses por delante para disfrutar. Y además puedes aprovechar el verano con algunas de estas ideas que te propongo.

Algunas de ellas, te servirán para mejorar tu currículum. Otras, para crecer personalmente. Pero lo importante es que todas ellas están pensadas para proporcionarte diversión.

1. Vete de viaje

Pero no te dediques a visitar monumentos a tutiplén con el único objetivo de colgar fotos en Instagram.

Permítete viajar de otro modo y vive una experiencia única. Viaja para descubrir el mundo y para descubrirte a ti mismo.

El dinero no es una excusa, pues hay viajes para todos los presupuestos. Por ejemplo, uno de los viajes que más me marcó fue el Camino de Santiago. Yo gasté muy poco porque iba en grupo y nos cocinábamos cada día (cargamos con ollas, sartenes y hornillo). Allí conocimos, por ejemplo, a un chico belga que hacía el camino sin un duro en el bolsillo. Haciendo masajes en los pies a cambio de un bocadillo.

De todas formas, recuerda:

«Viajar es lo único que compras y te hace más rico»

Atrévete a hacer un viaje diferente, sin que sea una carrera loca por hacerte fotos con los monumentos más importantes, sino disfrutando del camino.

Un viaje sin estrés aporta grandes beneficios:

  • Claridad: Tendrás tiempo para pensar y reflexionar acerca de tu futuro tanto personal como laboral.
  • Desarrollo personal: Al salir de tu zona de confort, descubrirás cosas nuevas que te ayudarán a crecer como persona.
  • Práctica de idiomas: Si además combinas el viaje con ir al extranjero puedes aprovechar la oportunidad para practicar idiomas, lo que te vendrá genial para ti y para tu currículum.
  • Recarga de pilas: Tras un año duro en la universidad, nada te dará más energías que un viaje relajado.

2. Sumérgete en un buen libro

Hay muchas lecturas muy motivadoras para preparar tu futuro.

Si te planteas buscar trabajo en el extranjero, puedes comenzar leyendo la guía gratuita para emigrar con éxito. Así verás paso a paso cómo proceder y podrás prepararte durante el verano.

Otra lectura muy recomendada para cuando terminas los estudios (en realidad, para cualquier momento de tu vida) es «The passion test«. Este libro te ayudará a descubrir tu pasión y poder planear un futuro acorde a lo que más te motiva.

Cuando ya hayas encontrado tu pasión, ¿qué mejor que lanzarte y lograr vivir de ella? Los pasos para lograrlo te los cuentan en «300 días de vacaciones al año». Además, incluye más de 80 ejemplos reales de gente que ha logrado crear un trabajo a su medida acorde a sus sueños.

Y ¿sabes qué? Jorge Gil, uno de los autores de este libro, también es un Experiencer, pues dejó un trabajo de ingeniero en España para emigrar a Austria, aprender alemán y crecer tanto profesional como personalmente. Esperemos que pronto nos cuente su interexperiencia en el blog.

Si prefieres leer novelas, te dejo dos recomendaciones más, muy adecuadas para el verano. Son de esos libros que empiezas y no puedes soltar. Prefiero no desvelarte nada de su argumento, así que aquí te los dejo: son La chica del tren y Presa.

3. Hiperespecialízate

Una opción más para aprovechar el verano preparando tu futuro profesional es haciendo cursos. La hiperespecialización es uno de los puntos clave para acelerar tu búsqueda de empleo.

Existen muchas plataformas online en las que se ofrece formación sobre un montón de cursos variados. Seguro que encuentras uno que te interese y te pueda servir en un futuro.

Algunas de estas webs son: Coursera o  Udemy. Una vez más, puedes aprovechar para hacer un curso en inglés y así practicar mientras te especializas en lo que te gusta.

Muchos de los cursos son gratuitos. Si decides pagar, tendrás un diploma que podrás añadir a tu currículum. ¡Aprovecha el verano para formarte!

4. Dedica tiempo a tu gente

¿Cuál fue la última vez que te juntaste con tus primos?. ¿Y la última que disfrutaste de una comida con tus padres estando realmente pendiente de ellos y no del móvil o de haber quedado luego?

Durante el curso es difícil mantener todas las relaciones familiares, pues todo el mundo lleva sus rutinas. Pero ahora sí que tienes tiempo.

Aprovecha el verano para hacer cosas con tu familia y tus amigos. Algunas propuestas:

  • Sal a pasear con tu madre o tu padre y préstales atención. Háblales de lo que te has propuesto hacer para aprovechar el verano y de cómo se plantea tu futuro laboral.
  • Si tienes la suerte de que aún vivan, aprende una receta de tus abuelos de primera mano.
  • Queda con ese amigo de la infancia que hace un montón que no ves.
  • Organiza una cena veraniega de primos.
  • Llama por skype a ese compañero que emigró y descubre cómo se vive el verano lejos de España.

Si al final decides emigrar, te alegrarás un montón de haber disfrutado de tu gente.

5. Practica un idioma

En los puntos anteriores has visto que hay muchas maneras divertidas de practicar un idioma.

Aquí tienes más ideas:

  • Estudiar por tu cuenta
  • Ir a una academia
  • Encontrar un trabajo temporal en el extranjero, por ejemplo de Au Pair.
  • Si tu ciudad es turística, aprovechar que en verano se llena de extranjeros para hablar con ellos.
  • Buscarte un tandem
  • Ver series o películas en versión original

Practicar un idioma extranjero te va a abrir muchas posibilidades para encontrar trabajo. ¡Así que aprovecha el verano y practica idiomas!

¡Ah! ¡Y no olvides repasar estas 8 técnicas para aprender un idioma de forma productiva que nos desveló Christian, un crack de la productividad!

6. Ahorrar

Dependiendo de tu situación personal, es posible que la opción que más te convenga para aprovechar el verano sea buscar un trabajo temporal para ahorrar.

Aunque no tenga nada que ver con tu carrera, seguro que puedes adquirir habilidades que te servirán para defender una entrevista de trabajo.

Eso sí, antes de aceptar un trabajo temporal, plantéate si de verdad te va a aportar lo que necesitas.

7. Haz eso que siempre has soñado con hacer

¡Deja de posponer eso que llevas dentro de ti y siempre has querido hacer!

Saltar en paracaídas, aprender a tocar la guitarra, apuntarte a clases de baile, cocinar una receta complicada, hacer un voluntariado…

Seguro que hay algo y tú ya sabes lo que es.

Fuente: Eva Experience

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!