Viajes que cambiarán tu vida

Existen muchos destinos en este mundo, pero hay cinco viajes que cambiarán tu vida para siempre gracias a la experiencia tan enriquecedora que proporciona cada uno de ellos. Todos los viajeros que han visitado estos cinco lugares han asegurado que no han vivido nada igual y que sus vidas ya no son las mismas debido a que ya no ven las cosas de la misma forma y a que han aprendido a valorar cada instante, cada segundo. Seguro que estáis deseosos de saber cuáles son los cinco viajes que cambiarán tu vida para siempre, así que… ¡prepara la mochila que comenzamos!

Ruta 66

No existe un viaje en moto, coche, camioneta o furgoneta más famoso que la Ruta 66, la carretera que une Los Ángeles con Chicago y viceversa. La longitud de este viaje es de 4.000 kilómetros y cruza prácticamente Estados Unidos de Este a Oeste. La Ruta 66 es también conocida como Main Street of América o The Mother Road. Se trata de un viaje de autodescubrimiento ¿Por qué decimos esto? Porque cuando vas con las manos al volante es uno de los momentos en que más se piensa sin querer. Pues bien, imaginaros entonces por una carretera de 4.000 kilómetros con tramos en los que solo se ve el horizonte y una larga línea recta sobre la que conduces. Existen numerosos locales de alquiler de vehículos para los aventureros que decidan vivir esta experiencia. Gracias a la película Easy Rider se popularizó conducir por la Ruta 66 en moto (Harley Davidson sobre todo), al igual que Thelma & Louis lo hicieron con coches descapotables.

Safari africano

Si quieres vivir la mayor experiencia con animales, lo mejor es ir allí donde están en libertad y se comportan como son, criaturas salvajes. Todo aquel que regresa de un safari se lo recomienda inmediatamente a todos sus conocidos. Ir de safari por África es convertirse durante unos días en «uno con la naturaleza». Sentir el miedo de estar en una tienda de campaña en medio de la sabana y saber que te rodean todo tipo de animales que podrían descuartizarte en un momento, pero con la seguridad de saber que no te ocurrirá nada gracias a los guías y profesionales que te acompañan durante el viaje. Los safari más clásicos son en Kenia y Tanzania, al este del continente. El tipo de paisaje que presenta es el de la sabana del Masai Mara o el Serengeti, perfecta para ver animales con más facilidad, dada la escasa vegetación del mismo.

Tíbet

Ir al Tíbet (China) se considera el viaje más espiritual que se puede realizar en el planeta. El Tíbet es una región situada en la meseta tibetana, en Asia, al noreste del Himalaya. El Tíbet cuenta con un paisaje único para los montañeros, ya que presenta algunas de las cimas más altas del mundo como es el Monte Everest, situado en la frontera con Nepal. Viajar al Tíbet une lo cultural con la aventura, los paisajes más fascinantes de las alturas del Himalaya con el contacto con las gentes de estos dos fascinantes lugares. A pesar de que el ejército chino destruyó cientos de monasterios durante la Revolución Cultural, el Tíbet sigue conservando una gran cantidad de templos, palacios, murales y estatuas budistas. La sociedad tibetana es profundamente religiosa y te contagiarás del respeto que sienten por sus costumbres y sus lugares de rezo y peregrinaje autóctono.

Amazonas

El Amazonas es uno de los destinos más hostiles a la vez que impresionantes que existen en la Tierra. Es un lugar que no está hecho para el ciudadano de a pie. Ninguno de nosotros podríamos aguantar varios días si no es con la compañía de un guía y sin desviarte de los caminos «seguros» para los turistas. Pese a estos inconvenientes, provocados en su mayor parte por la naturaleza y los animales e insectos que allí habitan, merece la pena visitar la selva del Amazonas. Es el mar verde que se extiende a lo largo de miles de kilómetros a la redonda. El nombre de este mágico territorio se debe al río Amazonas, el más caudaloso del mundo (mucho mayor que el Misisipi o el Nilo) y que supone una quinta parte del agua dulce en estado líquido del planeta. Recomendamos que, pese al calor, llevéis ropa fina pero de manga larga para evitar las picaduras o insectos que pueden contagiar diversas enfermedades.

Camino de Santiago

Quizá los españoles no lo valoremos tanto al tenerlo tan cerca de nosotros, pero aquellos extranjeros que han venido a España a recorrer alguna de las muchas rutas del Camino de Santiago han asegurado que es una experiencia irrepetible e imprescindible que hay que hacer al menos una vez en la vida, ya se sea religioso o no. Algunas de las rutas del Camino de Santiago han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La costa cantábrica, los Picos de Europa y los bosques de Galicia esconden rincones increíbles que te obligarán a parar pese al cansancio para fotografiar o contemplar durante unos minutos. El Camino de Santiago es recomendable para todo aquel que quiera asumir un reto y demostrarse a sí mismo que es capaz de superar tal esfuerzo físico, así como para conocer a personas de todo el mundo que van en busca de la paz que proporcionan las rutas hechas para los amantes del senderismo y la naturaleza.

Fuente: Buhomag

¡Muchas Gracias Por Votar!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido está protegido !!