Municipios de España con restricciones

La expansión de la pandemia de coronavirus en España en esta segunda ola después del verano ha provocado la aplicación de restricciones adicionales, retrocesos a distintas fases de la desescalada e incluso confinamientos, medidas que están vigentes hasta en 629 municipios de todo el país, incluyendo aquellos afectados por normativas provinciales.

A día de hoy, el confinamiento perimetral se aplica en 40 poblaciones de España, mientras que 19 han retrocedido de fase y otras 521 están sometidas a restricciones de distintos tipos. En conjunto, estas medidas afectan a 11,4 millones de ciudadanos, más de un 24 % de la población. De ellos, 5,5 millones, un 11,85 % del total, están confinados, de modo que no pueden salir de sus municipios más que por causas justificadas de tipo laboral, escolares o médicas, entre otras excepciones.

La intervención del Gobierno para declarar el estado de alarma en la Comunidad de Madrid -pese al rechazo del Ejecutivo autonómico- el viernes 9 de octubre ha permitido reinstaurar el confinamiento perimetral de Madrid y otros ocho municipios -los mismos que quedaron confinados por la orden ministerial que entró en vigor el 2 de octubre, menos Alcalá de Henares-: Alcobendas, Alcorcón, Getafe, Leganés, Madrid, Fuenlabrada, Parla, Torrejón de Ardoz y Móstoles.

Además, el Gobierno regional ha impuesto restricciones a la movilidad a partir de este lunes en otras siete zonas básicas de salud de seis municipios no incluidos en el estado de alarma: Villa del Prado, Humanes, Reyes Católicos (San Sebastián de los Reyes), Arganda del Rey, Sierra de Guadarrama (Collado Villalba), Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo) y Valleaguado (Coslada). De este modo, más de 4,6 millones de personas en la Comunidad de Madrid se ven afectados medidas que incluyen el confinamiento perimetral y otras restricciones en aforos, horarios de establecimientos comerciales y de restauración, y que limita también el número de personas que se pueden reunir en ambientes familiares o de amigos.

En las últimas horas, Navarra ha anunciado restricciones de reunión y aforo en toda la comunidad durante 14 días, medidas que ya se apliacaban en otras regiones como la ciudad extremeña de Cáceres. Aragón, por su parte, ha optado por hacer retroceder a Fase 2 flexibilizada a su capital, Zaragoza. Las restricciones entrarán en vigor el 8 de octubre y se mantendrán hasta el 15 del mismo mes de manera preventiva ante la festividad del Pilar. Además, también se aplicará este escenario, aunque más estricto, en Huesca.

Confinamientos en ocho provincias españolas

Con más de 888.000 casos notificados, España sigue intentando hacer frente a la segunda ola de coronavirus aplicando restricciones a las actividades sociales y a la movilidad. La estrategia pasa por el confinamiento perimetral selectivo, que los expertos consideran ideal para áreas geográficas bien delimitadas y que pretenden evitar un estado de alarma nacional como el que se vivió en marzo.

Los municipios confinados tienen en común incidencias por encima de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una positividad en las pruebas PCR superior al 10 % y una ocupación de camas en UCI por pacientes COVID de más del 35 % de la dotación habitual de la comunidad, los criterios establecidos en el Consejo Interterritorial de Salud para imponer restricciones a la movilidad en ciudades de más de 100.000 habitantes y recomendados para las de menor población.

Castilla y León ha decidido el confinamiento perimetral de dos de las capitales de provincia de la región, León y Palencia, además del municipio de San Andrés de RabanedoAdemás se ha decretado el confinamiento, al menos hasta el 13 de octubre, de los municipios de Sotoserrano (Salamanca) y Medina del Campo y El Carpio (Valladolid). Se unen a Sotillo de la Ribera y Miranda de Ebro, ambos en Burgos.

En Andalucía, la Junta ha aplicado la misma medida en Casariche, así como en Linares (Jaén) y Almodóvar del Río (Córdoba).

En Galicia se ha prohibido entrar y salir de la ciudad de Ourense -con algo más de 105.000 habitantes-, y del municipio de Barbadás, en la misma provincia, donde además la Xunta ha decidido aplicar las medidas de nivel 3, por lo que estará prohibido que bares y cafeterías puedan servir en el interior y solo podrán atender en las terrazas a grupos de cinco personas. Los restaurantes pueden servir en el interior, a un máximo de cinco personas por mesa.

La Rioja confina a 43.000 personas en Calahorra, Arnedo y Rincón de Soto

Asimismo, la situación sigue bajo control en Villarta de los Montes (Badajoz), en Benigànim (Valencia) y en Arquitecte Bennàssar, el barrio de Palma de Mallorca que más casos acumula en la actualidad. Los barrios con más casos de Ibiza capital y Sant Antoni de Portmany también han sido confinados.

Los epidemiólogos explican qué criterios hay que tener en cuenta para confinar un territorio

Retrocesos de fase en 17 municipios y otras medidas restrictivas

Menos agresivo que el confinamiento es el retroceso de fase que se ha aplicado en algunas localidades. En Murcia, ciudades como Lorca, Jumilla y Totana, que ya sufrió un confinamiento de tres semanas entre julio y agosto, han vuelto a Fase 1 flexibilizada. 

La Generalitat de Cataluña ha introducido restricciones en los municipios de Girona, Salt, Tortosa, Amposta y Roquetes, y en Extremadura, los municipios de La Haba, Cabeza de Buey y Casar de Cáceres han retrocedido a Fase 2 flexibilizada, al tiempo que la Junta ha decidido aplicar medidas muy parecidas en Badajoz, sin restringir la movilidad, que estarán vigentes hasta el 4 de octubre.

Por su parte, Castilla-La Mancha mantiene restricciones en las zonas sanitarias de Talavera de la Reina (Toledo) y la gerencia de área integrada de Ciudad Real. En esta, la Junta ha decidido prorrogar las medidas en Ciudad Real capital, así como en Bolaños de Calatrava y Villarrubia de los Ojos.

En Navarra, aunque terminó el confinamiento perimetral en Funes y Falces, se mantienen restricciones en los aforos. Y se han aprobado restricciones extraordinarias en Villafranca, Valtierra, Cadreita, Carcastillo, Castejón, Cintruénigo y Fustiñana, desde el viernes 9 de octubre y al menos por 15 días, sin implicar restricciones a la movilidad, pero sí a los aforos y a las reuniones privadas, limitadas a seis personas -al igual que las reuniones públicas en toda la Comunidad Foral-. Además, la presidenta navarra, María Chivite, ha anunciado  nuevas medidas a partir del 13 de octubre y ha recomendado «frenar» la interacción social y la movilidad.

Canarias ha activado el llamado «semáforo rojo» en las islas de TenerifeGran Canaria, La Gomera y en Fuerteventura. Implica la prohibición de celebrar eventos de más de diez personas, cierre de terrazas y establecimientos de hostelería a las 00:00h y cierre de los centros de día no ocupacionales.

La Xunta ha introducido medidas especiales para prohibir las reuniones de personas que no sean convivientes en Ourense capital, y otros municipios de la provincia: Barbadás, Verín, O Barco de Valdeorras y en la comarca de O Carballiño. También se aplican medidas especiales de nivel 2 en las comarcas de Allariz, O Carballiño, O Ribeiro, Ourense, Valdeorras y Verín.

Aragón fue uno de los primeros territorios en recurrir al retroceso de fase para hacer frente a una situación epidemiológica complicada. Lo hizo para contener la transmisión comunitaria en la provincia de Zaragoza derivada de focos de contagios múltiples vinculados a los temporeros que trabajan en la Franja de Huesca. Zaragoza y su comarca, el Bajo Aragón-Caspe y el Bajo Cinca retrocedieron a la Fase 2 del desconfinamiento.

Comunidades que han prohibido las reuniones de más de seis o diez personas

Al margen de las diferentes medidas adoptadas para distintos municipios y comarcas, varias comunidades autónomas han ido adoptando desde el verano medidas para prohibir las reuniones que superaran las 10 personas en lugares públicos, o incluso menos, y algunas también lo extendieron al entorno privado. El Gobierno también hizo su recomendación de que los encuentros sociales se limitaran a los «grupos de convivencia estable» y a un máximo de 10 personas, pero no convirtió este consejo en norma.

Así, el País Vasco limitó las reuniones de familiares y amigos a un máximo de 10 personas en todos los espacios públicos y en la hostelería, una medida que también ha adoptado La Rioja -que recomienda que no se reúnan más de seis personas, pero lo limita en la práctica a diez- y Baleares, en el caso del archipiélago tanto para reuniones sociales en lugares públicos y privados.

Cataluña Murcia han prohibido también las reuniones y han decidido que el número máximo de personas que pueden reunirse sea de seis si no son convivientes. Madrid ha sido la última en incorporar esta norma para las reuniones, tanto en el ámbito público como en el privado. Por su parte, Navarra, que había marcado el límite de seis personas solo para reuniones en espacios públicos, ha acabado extendiéndolo también al ámbito privado.

Más de 1.000 nuevos brotes en la última semana

Los brotes de coronavirus en España ascienden a 7.456 desde que finalizó la desescalada, 10.68 de los cuales se produjeron en la última semana, según el balance del Ministerio de Sanidad del 8 de octubre, que no especifica los focos que siguen activos. Se identifica como brote cualquier agrupación de tres o más casos con contagio activo, salvo si se trata de personas que convivan en el mismo domicilio.

Destaca que el 80 % de los brotes son pequeños, con menos de diez casos, y el social continúa siendo el ámbito con más focos (23,8 %) y casos (23,1 % del total). En la última semana, según los datos notificados por Sanidad, se han detectado 204 brotes relacionados con reuniones familiares y de amigos, con 1.347 casos en total.

Los brotes en centros educativos suponen el 14,7% del total y el 11,2 % de los casos, y se constata su aumento a medida que transcurren las semanas de curso escolar. Del mismo modo, se apunta un aumento de los brotes en residencias de estudiantes.

Por otra parte, se mantienen en el 11 % los brotes notificados en el ámbito laboral, con un aumento en los sectores empresarial, la construcción y la restauración. La proporción de brotes en centros socio-sanitarios sigue en el entorno del 8 % y supone el 11,1 % de los casos.  Sigue también en el entorno del 8 % la proporción . También crecen aquellos asociados a centros sociosanitarios (8,6 %), mientras que los producidos en el ámbito sanitario son el 2,7 % del total.

Fuente: RTVE

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!