Los mejores cruceros

Mientras algunos prefieren viajar volando, los hay a quien les encanta surcar los mares para pasar sus vacaciones. Y no es para menos. Algunos de los cruceros que navegan por los océanos son auténticas ciudades flotantes donde relajarse y entretenerse con las atracciones más extraordinarias del mundo.

Tanto si eres un amante de los cruceros como si eres un principiante en alta mar, no te pierdas los 10 mejores cruceros que deberías hacer antes de morir. Hay para todos los gustos. Desde los inmensos buques-ciudades hasta los cruceros más aventureros donde el destino y el paisaje son todo lo que importa.

1. Crucero por el pasado

Con el CunardCruceros, además de cruzar el Atlántico, también es posible viajar atrás en el tiempo. Este crucero que viaja regularmente entre Inglaterra, Southampton y Nueva York es todo un homenaje a los días pre-avión, cuando la única manera de travesar el Atlántico era mediante barco. Aunque goza de las últimas comodidades y atracciones (dispone de spa y hasta de un planetario), este crucero todavía conserva cierto aire nostálgico. Durante la travesía, que dura entre seis o siete días, los pasajeros podrán disfrutar de los glamurosos bailes de época dignos del Titanic.

2. Crucero Disney por las Bahamas

Si viajas con niños, este es el crucero que andabas buscando. Disfruta de la magia de Disney en alta mar de la mano de estos cruceros que llegan a 10 destinos del mundo diferentes, entre los que destaca uno por las Bahamas. Con capacidad para unos 4.000 pasajerossale de Florida (donde se halla el Parque de Atracciones Universal Orlando) para dirigirse a las islas Bahamas, pasando antes por la isla privada de DisneyCastaway Cay. En todos los sus buques encontrarás zonas temáticas como la de Súper Héroes de Marvel o Star Wars, con animaciones y musicales, parques acuáticos y los personajes Disney deambulando por cubierta. ¡Diversión si parar!

3. Un crucero de aventuras por México

Para aquellos que disfrutan de la aventura, pero no necesariamente fantasean con la idea de pasarse sus vacaciones subidos en un parque de atracciones flotante, existe una opción que combina crucero con vida salvaje. A diferencia de los cruceros-ciudades, estos barcos se centran en la vida en el exterior. Llueva o truene, podrás disfrutar de una emocionante gama de actividades como kayak, pádel, hogueras en la playa, esnórquel, excursiones en bote… De entre los diferentes destinos ofrecidos por el mundo, destaca UnCruise, que se pasea por el mar Cortés de México. Los pasajeros de este crucero que embarca y desembarca en La Paz, cerca de San José Cabo, tendrán la oportunidad de bucear con tiburones ballena y observar ballenas grises desde un barco de pesca tradicional.

4. Crucero por las islas griegas

No hay nada más glamuroso en esta vida que un crucero por las islas griegas. Y como no hace falta ser de la jet set para disfrutar de tan exquisita experiencia, elige uno de los mejores y más asequibles del Mediterráneo. Desde la comida y el vino hasta los juegos de mesa, en el Celestyal Cruises vivirás una auténtica experiencia griega. Los icónicos cruceros por el mar Egeo salen del puerto de El Pireo o Lavrion, cerca del aeropuerto de Atenas y visitan hasta seis islas griegas (Miconos, Patmos, Heraklion, Santorini y El Pireo) con un bocado de Turquía (Kusadasi). Estos cruceros son de los mejores y más cortos de la lista con una duración máxima de tres días. Así que nuestro consejo es que lo combines con un itinerario por tierra. ¡Grecia tiene mucho por descubrir!

4. Crucero a lo grande por el Caribe

Si pusieras de pie el Royal Caribbean, Harmony of the Seas sería más alto que la Torre Eiffel. Este espectacular barco, el segundo más grande del mundo, pesa más que 10.625 elefantes adultos. Este barco se divide en siete partes temáticas diferentes que incluyen una gran variedad de actividades y atracciones para disfrutar. Pero, sin duda, la estrella de la corona de este parque de atracciones flotante es un tobogán de agua llamado “The Ultimate Abyss” (El abismo final), que ‘desploma’ a los que se atreven a subir en él por un túnel de 10 pisos de altura. La aventura sigue con una pista de patinaje sobre hielo, dos rocódromosolas artificiales y una tirolina de nueve pisos de altura. Los menos aventureros podrán disfrutar de un relajante spay de un paseo por el tranquilo vecindario de Central Park, en el que trabajan tres horticultores que cuidan de 10.587 plantas y 52 árboles. ¿No querías crucero? ¡Pues toma dos tazas!

6. Crucero por el río Nilo

La historia de los cruceros por el Nilo va mucho más allá de los misterios de Agatha Christie y de su curioso detective belga, Hércules Poirot. Pirámides, coloridos bazares y templos que ya eran antiguos en el momento en que Cleopatra se hizo cargo de Egipto son los poderosos reclamos para viajar en un crucero por el río Nilo. Las rutas de estos barcos suelen incluir recorridos por monumentos emblemáticos del Cairo, Luxor y Asuán, así como visitas a templos más apartados como Abu Simbel. Con tantas cosas para ver, también hay tiempo para relajarse y ver pasar el mundo. Si los toboganes de agua y las noches temáticas no te dicen nada, este es el mejor crucero que hacer antes de morir. ¡Un clásico donde los haya!

7. Crucero por la laguna de Venecia

Otra gran opción para la navegación fluvial es un crucero por Europa. Con destinos como Italia, Francia o Portugal, se caracterizan por las compactas dimensiones de sus embarcaciones. Así, por ejemplo, un crucero que no deberías perderte es el MS Michelangelo. Con una capacidad máxima de 158 pasajeros, el Michelangelo surca la laguna de Venecia en busca de sus islas y rincones más deliciosos como el balneario de Sottomarina, la ciudad renacentista de Ferrare (catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) o los alrededores de San Antonio de Padua. A bordo, tiene preparado para ti cenas de gala y actividades diversas en cubierta.

8. Crucero por los fiordos noruegos

Noruega es uno de los lugares que gana adeptos año tras año con su belleza escénica, sus museos únicos y sus originales comidas. Con una amplia oferta de itinerarios, barcos y precios, Noruega dispone de infinitos cruceros donde elegir en función de tus intereses y presupuesto. Los barcos Hurtigruten son de los pocos que se adentran en el norte de Noruega llegando a tocar el Círculo Polar Ártico y deteniéndose en casi todos los puertos, grandes y pequeños, que aparecen por el camino. Una magnífica oportunidad para conocer Noruega de cerca.

9. Crucero por Alaska

La clave de cualquier crucero por Alaska es la posibilidad de realizar expediciones para conocer el terreno de cerca. El 49 estado de Estados Unidos es un lugar de belleza sobrecogedora con águilas sobrevolando el cielo y ballenas emergiendo del agua. Si buscas una ruta con paradas más inusuales, el National Geographic Quest es el crucero para ti. Este barco de expedición tiene capacidad para solo 100 huéspedes y por su compacto tamaño puede navegar por los canales más estrechos ofreciendo un contacto directo con la vida salvaje de la zona. Este crucero dispone de todo el equipo necesario para la exploración del terreno como kayaks, cámaras sumergibles, zódiacs y material de esnórquel. Después de tus aventuras por Alaska, pasa las tardes relajándote en la cubierta del barco con un chocolate caliente en la mano mientras te dejas llevar por la escena de fiordos y glaciares rodeándote de izquierda a derecha.

10. Crucero por la Antártida

Este será uno de los que querrás tachar de la lista de cruceros que hacer antes de morir sí o sí. Y no precisamente porque sea uno de esos cruceros en los que perder de vista a toda tu familia mientras disfrutas de un daiquiri en la piscina. Si quieres conocer el remoto continente blanco donde no llegan ni las avionetas, tendrás que coger alguno de estos cruceros por la Antártida. Saliendo de la Tierra de Fuego, en Argentina, atraviesan el desafiante Pasaje de Drake, continuando por el entramado de canales y monumentales icebergs que presiden las islas Shetland del  Sur, para, finalmente, llegar a tocar el continente polar. La mayoría de estas embarcaciones de expedición proporcionan el equipo necesario para disfrutar de paseos por glaciaresobservación de pingüinos e, incluso, para acampar durante la noche en la nieve. Paisajes polares sobrecogedores y experiencias únicas harán que el movido viaje en barco valga la pena. Ten en cuenta que estos cruceros solo salen durante nuestro invierno (de noviembre a marzo) y que para tener una plaza tendrás que reservar con mucha antelación. Es altamente recomendable una buena pastilla contra el mareo.

 

Fuente: Skyscanner

VER OFERTAS RELACIONADAS

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!