Cómo funcionará el pasaporte covid

Recuperar el turismo sin aumentar el riesgo sanitario«. Ese es el objetivo del Gobierno español tras el acuerdo alcanzado el jueves a nivel europeo sobre el llamado ‘pasaporte covid’. De momento, lo que se ha pactado es una cuestión más bien técnica: el tipo de información médica que incluirán estos certificados. Y de momento sólo para su uso sanitario.

Queda pendiente aprobar que este documento sea válido para viajar. «Queremos impulsar el debate sobre el uso de este pasaporte«, explicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez este viernes.

Faltan tres meses para que comience la temporada de verano y la recuperación económica de España depende, más que en ningún otro país, del sector turístico. El Gobierno celebra que se haya abierto un debate «impostergable». La idea del pasaporte se va abriendo paso en Europa. Los países del Sur han conseguido convencer a otros como Suecia o Dinamarca para que apoyen la iniciativa. Hará falta otro acuerdo político en la próxima reunion de los jefes de Gobierno en marzo (esta vez ya presencial) para sacar adelante el proyecto. Si hay acuerdo, habrá que correr para llegar a tiempo al verano.

Mientras tanto, los trabajos técnicos no se detienen. Se sigue trabajando tanto a nivel UE como de la OCDE en todas las cuestiones que hay que resolver y probar.

¿Sin vacuna no se puede viajar?

Ningún país está planteando esta opción. Por dos motivos: no todo el mundo va a poder estar vacunado de aquí al verano y la vacuna no es obligatoria. La idea es que la inmunización frente al covid conviva con otro tipo de pruebas como las PCR y los test de antígenos. El pasaporte o certificado incluirá toda esa información: vacunas y pruebas.

Lo que no tiene sentido es que, si ya se está inmunizado, se requiera otro tipo de medidas o incluso cuarentenas para poder viajar. Se trata de establecer una serie de controles que permitan recuperar el turismo de la manera más segura posible.

La cuestión es diseñar la información del certificado de tal manera que pueda entenderse en todo el mundo. “La idea de que esa información la puedas llevar en un soporte sencillo perfectamente interpretable. Hay una serie de proveedores que están pensando la fórmula técnica para hacer eso”, explican fuentes del Gobierno.

La posibilidad del código QR

Una de las opciones que se está estudiando es generar códigos QR con la información sanitaria. Algo parecido a lo que ya se utiliza en las tarjetas de embarque de un avión o un billete de tren. Pero para poder desarrollar esta aplicación habría que hacer pruebas piloto. Se calcula que, como mínimo, se tardarían tres meses en tener el sistema listo. Es una carrera a contrarreloj. Los hosteleros españoles reclaman que se pongan en marcha estas pruebas «cuanto antes».

«A pesar de que las condiciones sanitarias todavía no lo permiten, si se puede ir trabajando para tener listo un sistema universal, inminente y ambicioso», sostiene Jorge Marichal, presidente de CEHAT. 

La puesta en marcha de este sistema se negocia también a nivel de la OCDE y con asociaciones del sector, como la aérea IATA, para que se puede viajar este verano de manera segura. Esto supone construir una base de datos de cero para poder intercambiar información entre países. Datos no solo sobre la incidencia del virus en cada país, sino de PCR realizadas, nivel de vacunación… Los países más interesados en recuperar la movilidad internacional, como España, consideran que es muy relevante que se comparta esta información.

También existe la posibilidad de que haya dos canales de entrada este verano: uno para viajeros con este certificado covid, que sería mucho más ágil que el otro. Queda pendiente por resolver si este pasaporte se puede emitir solo con la primera dosis de la vacuna, por ejemplo. ¿Todas las vacunas, incluidas las de China y Rusia, servirán para generar este certificado? Otra pregunta a la que hay que buscar una respuesta consensuada.

Francia y Alemania al ser dos países central en la UE se muestran más precavidos respeto a la movilidad, aunque el Gobierno de Merkel es ahora más partidario de este pasaporte covid que hace un mes. Desde el Gobierno español se insiste en la idea de que para que salga adelante es fundamental que no exista ningún tipo de discriminación a la hora de moverse entre las personas vacunadas y las que no lo están todavía.

¿Qué necesitaré para viajar este verano?

Este detalle todavía no esta decidido porque depende de la evolución de la pandemia. De momento se sigue recomendando viajar solo si es estrictamente necesario. A día de hoy los requisitos varían dependiendo del país al que se quiere llegar. En la temporada de verano, si la situación epidemiológica ha mejorado y se puede recuperar la movilidad, las condiciones actuales se revisarán.

El objetivo de los países de la UE es consensuar estos requisitos, que podrían variar en función de la incidencia del virus en ese momento en el país de origen. Para eso será necesario compartir información. Y de cara a los turistas de terceros países hará falta también un acuerdo en la UE para exigir la misma documentación. No tiene sentido que a un turista estadounidense en Portugal se le pidan unas pruebas y en Grecia otras.

España también quiere que si el nivel de incidencia del virus en dos países es parecido los requisitos para viajar sean casi idénticos. El objetivo es doble: llegar a tiempo con este sistema para poder favorecer la vuelta de la movilidad internacional y evitar a toda cosa que esto se convierta en un sálvase quien pueda y que cada país impulse su propio pasaporte covid.

Homologación de pruebas

Otra cuestión pendiente sobre la que se sigue trabajando es la homologación de pruebas: que un test de antígenos sea igual y tenga las mismas garantías independientemente de dónde esté hecho. Es decir, que una PCR en España sea igual de válida para subirse a un avión que otra hecha en Japón, México o Estados Unidos.

Si se trata de recuperar el turismo con ciertas garantías sanitarias, este aspecto es relevante. A nivel europeo es algo más sencillo, pero a nivel internacional plantea ciertas cuestiones. “Hace falta establecer un protocolo común”, apuntan desde el Gobierno.

No es solo una cuestión de recuperar el turismo. La supervivencia de muchas empresas y negocios depende de este camino de vuelta a la normalidad. Habrá un mundo en fase intermedia que, si quiera reactivarse, tendrá que establecer un mecanismo puente. Un certificado/pasaporte covid es una de las opciones pero de nuevo, como todo lo relacionado con la pandemia, será necesario un acuerdo y un esfuerzo de coordinación a nivel internacional para que funcione.

Fuente. Nius Diario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido !!